Aviva el Fuego

Aviva el Fuego
Carlos Navas
juventudsion.org

Una llamado de atención a no dejar que el fuego que Dios encendió en tu corazón, se apague, tu debes mantenerlo encendido.
Texto base: 2 Tim 1:6-7.

Introducción.
Una de las cosas más importantes en nuestra vida espiritual es mantener el fuego encendido. Suele suceder a los jóvenes que después de un buen tiempo de ministración, o después del retiro, o cuando termina una campaña o congreso, bueno después de que se ha tenido un tiempo poderoso con Dios, viene el terrible “bajón”, claro, el “bajón” siempre vendrá, porque el fuego siempre quiere apagarse es su reacción normal hacerlo, entonces debemos estar listos para saber cuándo y cómo ponerle leña al fuego una vez mas para darle con todo.

1. Razones que causan que el fuego se apague.
Debes poner atención a cualquiera de las siguientes razones que producen que tu fuego se apague, veamos y ponete atento a lo que viene pues si tú encuentras que algo de esto va contigo, márcalo porque es hora de tomar decisiones. Algunas razones que causan que tu fuego se apague:

- Conformismo. Cuando te acomodas y te quedas con lo que alguna vez pasó en tu vida.
– Pecado. Cuando te ensuciaste.
– Problemas. Cuando la carga es pesada.
– Frustración. Cuando fallaste en el intento.
– Soledad. Cuando te aíslas.
– La presión de grupo y del mundo. Cuando no pudiste contra todos.
– Descuido. Cuando “te valió”.
Estas son algunas de las causas principales por las que el fuego se apaga en tu vida.

2. Síntomas de que tu fuego se está apagando.
Cuando tu fuego se está apagando, comienzas a tener algunos de los siguientes síntomas:

- Pierdes la pasión. Si se enfría tu deseo por estar con Dios.
– Dejas de congregarte. Si ya ni te asomas por la iglesia.
– Buscas culpables. Si le eches la culpa al pastor o a quien sea.
– Pierdes tu relación con Dios. Si ya no lo oyes, ni lo sientes, ni te pellizca.
– Te sientes perdido. Si no encuentras el camino de regreso.
– Monotonía. Si no pasa nada en tu vida de espiritual.

3. Aviva el Fuego.
Entonces es ahora de que tomes al toro por los cuernos, si tu fuego se esta apagando: DEBES HACER ALGO!!!!!!!!

- Cuando Dios envió fuego al altar en el tabernáculo de Moisés, solo era el comienzo de la intensidad de su presencia, era responsabilidad del sacerdote llevar leña cada día para que el fuego no se apagara (Lev 6:12-13). El retiro, el congreso de jóvenes, etc. solo era Dios poniendo fuego en tu corazón, es tu obligación mantenerlo encendido, PONELE LEÑA.

- “Ocúpate de ti mismo” 1 Tim 4:15-16. Debes hacer algo por tu vida, dale con todo, no te quedes atrás, toma la responsabilidad por tu vida espiritual y enciéndete. El desarrollo de tu vida espiritual es tu responsabilidad, por eso Pablo le dijo a Timoteo: “Timoteo es tu responsabilidad ocuparte por tu vida espiritual”, tú debes saber que si el fuego se está apagando nadie vendrá a encenderlo por ti es tu responsabilidad hacerlo.

- “…no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder….”. Dios no ha llamado cobardes a sus filas, ni débiles seguidores, El te ha dado poder para vencer, para levantarte y ponerle pasión a tu vida. Usa las capacidades que Dios mismo te ha dado para levantarte, usa las herramientas de la oración, la Palabra, una disciplina espiritual, y pórtate bien, esa es la forma de mantener el fuego encendido, tomando decisiones para hacerlo.

- Necesitas un TOQUE renovado con el Espíritu Santo, entonces: BÚSCALO!!!!. Pídele que le devuelva pasión a tu comunión con El. Busca la llenura poderosa del Espíritu Santo en tu vida, debes estar seguro que Dios está levantando par este tiempo clave de la historia una generación llena del Espíritu Santo, pues es el emblema del poder de la iglesia: “Recibiréis poder cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo” (Hech 1:8)

- Corre desesperadamente a El. Conviértete en un cazador de la presencia de Dios, que el traiga un poderoso avivamiento a tu vida. No pierdas ni un minuto, corre…. Qué?? aún estás allí?…….. correeeeee a su presencia!!!!, recuerda Dios en tu vida es cuestión de vida o muerte. Bueno está bien termina de leer esto y luego corres.

4. Cosas que debes hacer.
– Busca a Dios seriamente. Es hora de ir tras de Él, pero de verdad.
– No hay fórmulas mágicas, solo decisiones importantes.
– Pídele perdón por tus pecados. Ignorarlos o huir no es la solución, si fallaste debes ser responsable con eso, preséntate con Dios en humildad y arrepentimiento, te aseguro que él está muy interesado en restaurar esa comunión.
– Establece una disciplina de oración. No hay fuego sin oración.
– Lee la Palabra. La Biblia es pan que te alimenta y fortalece.
– Acércate a otros que tienen el fuego encendido. Asegúrate de rodearte de gente que le ponga vida a tu relación con Dios.
– Cuídate de la tentación. ES HORA DE COOOORRRRREEEEERRR!!!!! Cuídate de la tentación porque vendrá.
– Presiona, no te desanimes. Presiona, presiona, presiona hasta que veas que algo pasa.
– No dejes de congregarte. Es hora de tu reaparición en el escenario.
– Consigue materiales que te ayuden. Invierte en buenos libros, música, predicaciones, etc. esto es leña para tu fuego.

Conclusión.
Debes ser muy sincero contigo y reconoce si tu fuego se está apagando, no te quedes de brazos cruzados, sí haz algo, las cosas no se solucionan solas, debes accionar, trae leña, es un trabajo a veces molesto pero debes hacerlo, tu fuego debe ser alimentado cada día. Y recuerda una cosa más: si fallas, corre a la cruz y vuelve a empezar, corre con los ojos cerrados si quieres pero corre hasta llegar A El.

AVIVA EL FUEGO!!!!!!

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: